Observatorio San Pedro Martir tenemos problemas

Uno de los sitios privilegiados del Hemisferio Norte para la observación de las estrellas por su ubicación, altura y noches oscuras, el Observatorio Astronómico Nacional San Pedro Mártir, en Baja California, México, está en riesgo de perder sus condiciones ideales si continúa avanzando el uso de luz eléctrica en amplias zonas que abarcan Tijuana, Mexicali y localidades periféricas, alertó el doctor Héctor Hernández Toledo, investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.
El experto en astronomía extragaláctica y cosmología, explicó que el uso creciente de luz eléctrica en las noches bajacalifornianas impide ver las estrellas, no solo a simple vista, sino también a través de los telescopios cuya eficacia se ve interferida por el resplandor de las luces artificiales.
“El resplandor es el rebote de la luz urbana, que ocasiona que algunas partículas de luz artificial lleguen a los tres telescopios de San Pedro Mártir y reduzcan el contraste de las imágenes, creando aberraciones en las observaciones científicas”, explicó Hernández Toledo en el auditorio del IA.
Desvanecen a las estrellas
El Observatorio, que este año celebra su cincuentenario como sitio de trabajo astronómico de primer nivel, se enfrenta al crecimiento urbano de ciudades que dejan resplandores lumínicos en las aún noches oscuras que fueron fundamentales para elegir la ubicación del complejo astronómico a 2 mil 900 metros de altura, entre el Mar de Cortés y el Océano Pacífico, en una zona con excelentes condiciones atmosféricas que garantizan noches sin nubes ni lluvia durante tres cuartas partes del año. 
El Observatorio Astronómico Nacional ya ha enfrentado la contaminación lumínica en el pasado, y por ello, la de la frontera norte es su tercera instalación desde su fundación en 1878.
 Explicó que el Observatorio Astronómico Nacional se fundó a fines del siglo XIX en el Castillo de Chapultepec; por el  crecimiento e iluminación nocturna de la Ciudad de México se mudó a Tonantzintla, un pequeño poblado poblano, de donde pasó a San Pedro Mártir por el mismo crecimiento de Puebla”.

En vez de pensar en una cuarta mudanza, los astrónomos mexicanos han unido esfuerzos con el Congreso local de Baja California para impulsar la llamada “Ley del Cielo”, iniciativa para reglamentar las luminarias públicas y reducir el resplandor que provocan en el cielo nocturno.

Alumbrar el suelo para ver el cielo
La propuesta legal, resumió Hernández Toledo, consiste en utilizar focos que reduzcan el resplandor sin aminorar su eficiencia, y en dirigir las luminarias hacia el suelo, para así evitar lanzar más luz al cielo.
Además de ayudar a conservar el trabajo científico en San Pedro Mártir, la Ley del Cielo ayudaría a reducir el consumo de energía en la zona norte del país, explicó el científico.
Y concluyó: “Creemos que si se aprueba y aplica correctamente la Ley del Cielo podemos llegar a un acuerdo para preservar el Observatorio de San Pedro Mártir, pues se obligaría a que las luminarias públicas y las instalaciones del nuevo puerto respeten la necesidad científica de mantener oscuro el cielo en esa región, para que así podamos seguir observando las estrellas”, finalizó el científico.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: