Análisis de redes troficas con el algoritmo de GOOGLE

De acuerdo con un artículo aparecido en la revista especializada PLoS Computational Biology (la publicación oficial de la Sociedad Internacional de Biología Informática) el sistema que se utiliza para establecer la “clasificación de páginas más vistas” podría aplicarse al estudio de la cadena alimentaria, es decir, al complejo sistema de quién se come a quién en un ecosistema.
Cadena alimentaria
En la naturaleza, todas las especies están integradas en una red compleja de relaciones con el resto de especies y la extinción de una sola variedad podría derivar en la desaparición de otras muchas, aparentemente distantes. Por ejemplo, la mariposa azul entró en peligro de extinción en el momento en que la base de su alimentación, una clase de hormiga, comenzó a desaparecer. En este sentido, determinar cuáles son las relaciones alimentarias entre las diferentes especies es un paso fundamental a la hora de protegerlas y tratar de evitar su extinción. 
Sin embargo, la investigación de estas relaciones por medios convencionales es muy complicada ya que el número de combinaciones posibles que definirían las relaciones entre las diferentes especies es casi infinito e intentar comprobar todas las posibilidades, casi imposible. Es en este punto donde la aplicación a la ecología del algoritmo que se utiliza para la elaboración de la lista de “páginas más vistas” de Google podría resultar valioso.
Ecología e Internet
Según los expertos, para adaptarlo a su campo de estudio, sólo tuvieron que hacerle algunos cambios.
“En primer lugar, tuvimos que invertir el sentido en que funciona el algoritmo. Para la clasificación de páginas más vistas, una página es importante en la medida que otras páginas importantes se relacionan con ella. En cambio, en nuestro terreno, una especie es importante si ella se relaciona con otras especies”, comentó a la BBC Stefano Allesina, profesor del Departamento de Ecología y Evolución de la Univesidad de Chicago.
Para poder aplicar el algoritmo, los científicos también tuvieron que descubrir un patrón cíclico en la cadena alimentaria de los ecosistemas.
Y la clave la hallaron en lo que Allesina denomina la “charca de los desechos”. “Cuando un organismo muere cae en la ‘charca de los desechos’. Y así, en cierto modo, vuelve a incorporarse en la cadena alimentaria a través de los productores primarios, las plantas”, apuntó el profesor. “Toda especie acaba cayendo tarde o temprano en la ‘charca de los desechos’ y el contenido de esta ‘charca’ acabará siendo reintroducido en el sistema a través de las plantas. Esto hace de la cadena alimentaria un sistema circular y por tanto la aplicación del algoritmo es posible”.
Método efectivo
Allesina y la coautora de la investigación, Mercedes Pascual, de la Universidad de Michigan, comprobaron su método en ciertas cadenas alimentarias y elaboraron una clasificación de especies en función del daño que su extinción produciría al ecosistema en el que viven.
Los resultados fueron exactamente los mismos que los obtenidos mediante la aplicación de otros algoritmos mucho más complicados.
Glyn Davies, director de proyectos del WWF en el Reino Unido, dio la bienvenida a este descubrimiento. “En un momento en que la tasa de especies en peligro de extinción está aumentando, cualquier investigación que ayude a fortalecer nuestro conocimiento del complejo mundo de los procesos ecológicos y nos ayude a salvar especies es positivo”, comentó Davies a la BBC.
Puedes ver la informacion original en: 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: