Áreas protegidas de México, Disneylandepetl, o centros deportivos

El pasado 28 de enero del 2010 salió el comunicado de prensa en el que ratificaba la posición de la Secretaria de medio ambiente y recursos naturales (SEMARNAT), comisión nacional de áreas protegidas (CONANP) y la comisión nacional del deporte (CONADE) de Desarrollar un programa de actividades deportivas dentro de las áreas protegidas de México, en este comunicado se prevé la realización de actividades dentro de un primer grupo de Áreas Protegidas, inscrito dentro del marco de las acciones que anunció en días recientes el Presidente Felipe Calderón para combatir la obesidad y problemas sanitarios.

Entre los vacíos de información que se encuentran en el aviso de prensa está el no mencionar la fecha de aplicación de este programa así como cuáles actividades se permitirán y cuáles no, ya que solo menciona y cito textual: “Entre los deportes considerados se encuentran ciclismo, atletismo, caminata, bicicleta de montaña, triatlón entre otros”.
 
Entre las Áreas Protegidas consideradas para la realización de las actividades de activación física se encuentran: las Reservas de la Biosfera Sierra de Manantlán y Mariposa Monarca; los Parques Nacionales Miguel Hidalgo y Costilla, El Chico, Nevado de Toluca, Isla Mujeres Punta Cancún y Punta Nizuc, Cañón del Sumidero, Arrecifes de Cozumel, Sistema Arrecifal Veracruzano y Cumbres de Monterrey; las Áreas de Protección de Flora y Fauna La Primavera y Corredor Biológico Ajusco Chichináutzin.
 
Así mismo Ernesto Enkerlin dijo lo siguiente: “En las AP hay sitios que son muy frágiles y no se darán facilidades para entrar, porque allí la naturaleza requiere un cuidado extremo, pero hay otros puntos que tienen un gran potencial y facilidades para que la gente se reconecte con la naturaleza a través del deporte”. Pero, la gente de la CONANP ¿No tomará en cuenta publicaciones como Toledo (2004), Barragán (2001) Margules y Pressey (2000) o Glowka (1996) entre otras, en las que indican que uno de los problemas de las zonas de conservación son las actividades que se efectúan en los perímetros o en las afueras de las áreas?
 
En mi opinión no veo el por qué vincular a estas dos comisiones con este programa, ya que por un lado si una persona quiere hacer ejercicio no se trasladará a un área protegida (AP) para llevar acabo su actividad, puesto que unas de estas AP se encuentran retiradas de los centros de población y es mucho más fácil acudir a un parque público cerca de su hogar, por otro lado veo difícil como se puedan atender a problemas como la basura que se genere por parte de los usuarios y la regulación de ciertos productos como los bloqueadores solares entre otros, propios de las diferentes actividades físicas que se piensan autorizar, ya que una de las problemáticas detectadas por la misma CONANP es la falta de personal para vigilar los espacios que se encuentran bajo algún estatus de protección,
 
Es grato ver la vehemencia con que se quiere combatir los problemas de salud que contempla la población mexicana, pero francamente no creo que este sea el camino, pienso que una de las soluciones puede ser el estar seguros de que en las clase de educación física de los niños se realicen actividades físicas y no sea una clase teórica como en la mayoría de las escuelas sucede, así como dotar y mejorar espacios públicos dentro de las ciudades que es donde se encuentra el mayor grado de obesidad y sedentarismos y que curiosamente en ellas no se encuentran la mayoría de las áreas protegidas. Espero que con estas iniciativas las áreas naturales protegidas no pasen a ser Disneylandepetl o SixFlagstlan, el director de la CONANP en el Angus G. Wynne mexicano y por consiguiente quiera reformular la CONANP en Premier Parks Inc.
 
Sus comentarios son bienvenidos.

Bibliografía:
  • Toledo, Víctor M., 2004, “Hacia un modelo de conservación bio-regional en las regiones tropicales de México: biodiversidad, Sustentabilidad y pueblos indígenas”, Memorias de la reunión Hacia una Evaluación de las Áreas Naturales Protegidas del Trópico, Xalapa, Veracruz, México, Universidad Veracruzana, Diciembre 5, 2003.
  • Glowka, Lyle, Francoise Burhenne-Guilmin, Hugh Synge, 1996, Guía del convenio sobre la diversidad biológica, Environmental Policy and Law Paper No. 30, UICN Gland y Cambridge, Reino Unido, 179 p.
  • Barragán, Karol Bibiana, 2001, “Áreas Protegidas”, Boletín GEAS, 2(2): 9-18 pp.
  • Margules, C.R., R. L. Pressey, 2000, “Systematic conservation planning”, Nature, EUA, 405: 243-253 pp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: