Científicos descubren corriente oceánica profunda cerca de Antartica

Científicos han descubierto una corriente oceánica profunda de rápido movimiento con el volumen de 40 ríos Amazonas cerca de Antártica que podría ayudar a investigadores a monitorear los impactos del cambio climático en los océanos del mundo.

Un equipo de científicos Australianos y Japoneses, en un estudio publicado el domingo en Nature Geoscience, encontró que la corriente es una parte clave del patrón de circulación oceánica global que ayuda a controlar el clima del planeta

Previamente, los científicos habían detectado evidencia de la corriente, pero no tenían datos sobre ella.

“No sabíamos si era una parte significativa de la circulación o no, y esto muestra claramente que sí lo es”, dijo a Reuters, Steve Rintoul, uno de los autores.

Rintoul, del Centro Corporativo de Investigación del Clima y Ecosistemas de Antártica (Antarctic Climate and Ecosystems Cooperative Research Center) en Hobart, dijo que ésta probó ser la corriente oceánica profunda más rápida encontrada, con una velocidad promedio de 20 cm por segundo (7.9 pulgadas). También se encontró que lleva más de 12 millones de metros cúbicos por segundo de agua muy fría y salada de Antártica.

“A estas profundidades, debajo de los 3 kilómetros de la superficie, éstas son las velocidades más fuertes registradas que hemos visto hasta ahora, lo cual realmente nos sorprendió”

El investigador dijo, que la corriente arrastra agua densa, rica en oxígeno que se hunde cerca de Antártica a las cuencas oceánicas profundas más al norte, alrededor de la placa Kerguelen en el Océano Indico meridional y luego hacia fuera.

CINTURÓN DE ARRASTRE GLOBAL

La corriente forma parte de una red mucho más larga que se extiende a los océanos mundiales, actuando como un gran cinturón de arrastre que distribuye calor alrededor del globo.

Los océanos también son un gran captador de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero que es emitido naturalmente por la humanidad, principalmente de la quema de combustibles fósiles.

Por ejemplo, la corriente del Golfo trae agua caliente del Atlántico Norte, dando al norte de Europa un clima relativamente moderado. Una falla de la corriente, lo que ha ocurrido en el pasado, podría zambullir partes de Europa en una profunda helada, afirman científicos.

“La corriente profunda a lo largo de la placa Kerguelen es parte de un sistema global de corrientes oceánicas llamadas la “circulación de vuelco” (ocerturning circulation), que determina qué tanto calor y carbón pueden absorber los océanos”, dijo Rintoul.

Una parte clave de la circulación, es la creación de grandes volúmenes de agua muy fría y salada, en grande áreas a lo largo de la costa Antártica, que luego se hunde en el fondo y fluye a otra cuenca oceánica.

El equipo desplegó equipos de medición a lo ancho del piso oceánico a profundidades de hasta 4.5 Km (3 millas) y registró corrientes de velocidades, temperatura y salinidad por un periodo de 2 años.

“Las medidas continuas provistas por los aparatos, nos permiten, por vez primea, determinar qué cantidad de agua arrastra la corriente hacia el norte”, dijo Rintoul.

El investigador dijo que un aspecto clave para predecir el clima era si la circulación del vuelco iba a quedarse en su actual fuerza o si era sensible a los cambios como el cambio climático.

Eso significó, crear mejoraras de las medidas de velocidad y volumen de las aguas frías y salinas que se crean alrededor de la Antártica.

Fuente: Traducción de Reuters

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: