>Avance del 40% en el PECC

>

A dos meses de que México se convierta en sede de la Cumbre de Naciones Unidas para el Cambio Climático, los proyectos comprometidos por el sector energético mexicano para reducir emisiones de gases de efecto invernadero tienen un avance de apenas 40 por ciento.



Según los reportes del Programa Especial de Cambio Climático (PECC), anunciado en mayo de 2007 por el Presidente Felipe Calderón, tanto Pemex como la CFE mantienen atoradas las metas establecidas en el sector.

En el caso de la petrolera, con 60 proyectos busca eliminar emisiones por 40 millones de toneladas anuales de bióxido de carbono (CO2) entre 2008 y 2012, la mitad del total que arrojaba a la atmósfera en 2006, año tomado como base para la medición.

Sin embargo, registra apenas un avance de 11.3 por ciento.

Por otro lado, la CFE no tiene ningún logro concreto en un ambicioso plan para reducir 92 millones de toneladas de CO2, 84 por ciento de lo que emitía en 2006.

Sus primeros resultados derivados de proyectos asignados este año se tendrán hasta 2012.

Si el PECC muestra hoy un progreso de 40 por ciento, se debe a los programas que buscan mejorar el uso de la energía.

Entre ellos, están la sustitución de electrodomésticos y focos incandescentes y proyectos de alumbrado con fuentes renovables en comunidades remotas.

El programa de cambio de refrigeradores registra 750 mil equipos sustituidos hasta septiembre, cuando su meta era de 480 mil.

Sin embargo, en el País hay 20 millones de unidades y se requiere la sustitución de 5 millones por obsoletas, de acuerdo con Rafael Nava, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Aparatos Domésticos.

Gustavo Alanís, presidente del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), consideró que el compromiso de reducción de emisiones fue aspiracional, pues carece de estrategia y marco legal para cumplirse.

Lamentó que el PECC y la Estrategia de Cambio Climático en las que se basan los compromisos de reducción sólo consideran al sector público, y no al resto de actividades económicas, dado que se trata de un problema integral.

Jaime Williams, presidente de la Comisión de Energía y Cambio Climático de Concamín, consideró que esta situación se debe a que el desarrollo de México está todavía directamente ligado al consumo de energía.

“La matriz tecnológica en México es de alto carbono y, por lo tanto, al incrementarse el consumo de energía las emisiones de gases de efecto invernadero también se incrementarán. Las metas deben ser realistas, voluntarias y alcanzables”, consideró.

Luis Puig Lara, representante de la empresa Carbon Solution, encargada de validar proyectos de Pemex como Mecanismos de Desarrollo Limpio ante Naciones Unidas, detalla además que el proceso de aceptación para la venta de bonos de carbono se ha tornado más lento respecto del auge que se tuvo hace cuatro años.

Actualmente, México ocupa el lugar 13 en el ranking de los países con mayores emisiones en el mundo, con una participación de 2 por ciento en el volumen global de contaminación ambiental, según el Cemda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: