>El mapa global de los ríos en peligro

>

erca del 80% de la población del mundo -unas 5.000 millones de personas- viven en áreas donde el abastecimiento de agua dulce está seriamente amenazado, según un nuevo análisis global.
El estudio es un índice integral de “amenazas del agua” que incluye el impacto de factores como la escasez y la contaminación.
La categoría de la amenaza más grave afecta a 3.400 millones de personas, afirman los investigadores en la revista Nature.
Los científicos señalan que en los países desarrollados, la conservación de agua para uso humano en embalses y represas funciona para la gente, pero no para la naturaleza.
Los autores instan a los países en desarrollo a no seguir el mismo ejemplo.
Los gobiernos -dicen- deberían invertir en estrategias de administración de agua que combinen infraestructura con opciones “naturales” como cuencas, pantanos y terrenos inundables.
El análisis es un panorama global y los investigadores creen que más gente enfrentará en las próximas décadas problemas más severos con su abastecimiento de agua a medida que el cambio climático y la población humana continúen aumentando.
Los científicos presentan sus resultados en un mapa que muestra la amenaza a los abastecimientos humanos de agua y a la biodiversidad.
Mapa de la distribución del agua

Panorama cambiante

Lo que hicimos fue un análisis imparcial de los hechos. Lo que está ocurriendo con respecto a la seguridad del agua para el ser humano y lo que la infraestructura que rodea a este problema está provocando en la naturaleza
Charles Vorosmarty
“Lo que hicimos fue un análisis imparcial de los hechos. Lo que está ocurriendo con respecto a la seguridad del agua para el ser humano y lo que la infraestructura que rodea a este problema está provocando en la naturaleza” afirma Charles Vorosmarty, quien dirigió el estudio en el City College de Nueva York.
“Lo que destacamos es un patrón global de amenazas, a pesar de los miles de billones de dólares inyectados en paliativos de ingeniería que han reconfigurado totalmente el panorama de riesgos”.
Estos “miles de billones de dólares” están representados por las presas, canales, acueductos y redes de distribución que se han utilizado en todo el mundo desarrollado para salvaguardar los abastecimientos de agua potable.
El impacto del panorama global es sorprendente.
El mapa -en su ilustración “natural”- muestra que gran parte de Europa occidental y América del Norte están bajo enorme estrés.
Sin embargo, cuando se añade el impacto de la infraestructura que distribuye y conserva el agua -que se observan en la ilustración “administrada”- la mayoría de la amenaza más grave desaparece de estas regiones.
En África, sin embargo, la amenaza surge en dirección contraria.
La Presa Paute en Ecuador
El estudio analiza el impacto de la infraestructura de agua en la naturaleza.
“El problema es que sabemos que una gran proporción de la población mundial no puede permitirse pagar este tipo de inversiones” dice Peter McIntyre de la Universidad de Wisconsin, otro de los autores del estudio.
“De hecho, mostramos que éstas benefician a menos de 1.000 millones de personas, así que una gran mayoría de la población mundial está excluida”, explicó el investigador a la BBC.
“Pero incluso en las partes más ricas del mundo, no es una manera adecuada de proceder. Seguiremos construyendo más represas y explotando acuíferos cada vez más profundos, y aun si podemos pagarlo no es una forma costo efectiva de hacer las cosas”.
Según este análisis, y otros llevados a cabo en el pasado, la forma como el agua está siendo administrada en occidente ha dejado un legado importante de problemas para la naturaleza.
Aunque el estudio muestra que los ciudadanos de Europa occidental y Estados Unidos están bien protegidos de la amenaza del agua, la vida silvestre que depende del agua en esas regiones no está tan bien asegurada, concluye la investigación.

Indicador “importante”

Algunos críticos afirman que el estudio contiene ciertos elementos de subjetividad en términos de la forma como las distintas amenazas al agua son analizadas y combinadas.
Mujer sacando agua en África
El análisis de amenazas incluye factores como escasez y contaminación.
Sin embargo, tal como señala Mark Smith experto en agua de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), éste es una “síntesis potencialmente poderosa” del conocimiento que se tiene sobre el problema.
Y según Gary Jones, presidente ejecutivo del Centro Cooperativo de Investigación del Agua en Canberra, Australia “es un análisis global muy importante y oportuno de las amenazas conjuntas que enfrenta la seguridad del agua para humanos y la pérdida de ríos para la biodiversidad”.
“Este estudio, por primera vez, reúne todo el conocimiento bajo un solo modelo global de la seguridad del agua y la pérdida de biodiversidad acuática”.
Los autores concluyen que el estudio es un indicador importante para los gobiernos e instituciones sobre la necesidad de tomar con más seriedad el problema del agua.
“Tan sólo para Brasil, Rusia, India y China -dicen los investigadores- en el 2015 se necesitarán US$800.000 millones por año para pagar las inversiones en infraestructura de agua, un objetivo que posiblemente no se cumplirá”.
Y para los países más pobres, el panorama es mucho más deprimente, agregan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: