>Andrés Openhaimer mexicanos en universidades de Estados Unidos

>Andrés Oppenheimer

Más estudiantes chinos, menos mexicanos en EU

Ciudad de México, México | (26-Nov-2010).- 03:53 AM

Hay un dato interesante que puede tener un impacto negativo en las relaciones de Estados Unidos con Latinoamérica a largo plazo: según nuevas cifras de estudiantes extranjeros en las universidades estadounidenses, el número de estudiantes chinos está creciendo a tasas extraordinarias, mientras el número de estudiantes latinoamericanos sigue cayendo.
Este año, el número de estudiantes asiáticos en Estados Unidos creció en un 5 por ciento, hasta alcanzar una cifra récord de 435 mil 667 estudiantes, según el informe Puertas Abiertas 2010 del Instituto de Educación Internacional (IEI) con sede en Nueva York. Comparativamente, el número de estudiantes latinoamericanos disminuyó más de un 3 por ciento, y llegó a un total de 65 mil 632 estudiantes.
Lejos de ser un accidente estadístico, estas cifras revelan la continuación -y la aceleración- de una tendencia que lleva más de una década.
Este año, la brecha entre los estudiantes asiáticos y latinoamericanos se amplió aun más debido a que el número de estudiantes chinos creció un 30 por ciento. China es el país extranjero con mayor cantidad de estudiantes en las universidades de Estados Unidos (128 mil), seguido por India (105 mil) y Corea del Sur (72 mil).
Mientras tanto, el flujo de universitarios procedentes de México, Perú y Argentina hacia Estados Unidos disminuyó respectivamente en un 9 por ciento este año. México tiene ahora 13 mil 400 estudiantes en las universidades estadounidenses, Perú tiene 3 mil 300 y Argentina 2 mil 200. El flujo de estudiantes de Brasil permaneció prácticamente igual que el año pasado, en 8 mil 800 estudiantes, y el de algunos otros países de la región aumentó levemente.
¿Cómo se explica la reducción del total de estudiantes latinoamericanos?, les pregunté a los funcionarios del IEI. No puede ser por la economía, porque las economías latinoamericanas -especialmente las de Sudamérica- crecieron este año. Y no puede ser tampoco que se deba a que las universidades de Estados Unidos hayan pasado de moda: a pesar de todos los pronósticos sobre el declive del poder de Estados Unidos en el mundo, todos los principales rankings internacionales coinciden en que Estados Unidos sigue teniendo de lejos las mejores universidades del mundo.
Peggy Blumenthal, vicepresidente del IEI, me señaló que en el caso de México, esa reducción puede tener que ver con la crisis económica de 2008.
“Más de la mitad de los estudiantes latinoamericanos que llegan a Estados Unidos vienen a estudiar carreras de licenciatura, y no reciben ayuda de las universidades estadounidenses. En comparación, casi todos los estudiantes asiáticos son estudiantes de posgrado, y muchos de ellos reciben fondos de las universidades estadounidenses para investigar o trabajar como profesores asistentes”, dijo Blumenthal.
Alan Adelman, director de la división latinoamericana del IEI, me señaló que en países como México, la caída del número de estudiantes se debe principalmente a medidas inmigratorias y cortes financieros más severos en estados fronterizos como Arizona, y a recortes en las becas de la CONACYT -el instituto gubernamental de ciencia y tecnología-, para estudios de posgrado en el exterior.
“Actualmente hay 643 estudiantes patrocinados por la CONACYT en Estados Unidos, comparados con los mil 862 que había en 1997”, dijo Adelman.
Mi opinión: La caída del número de estudiantes latinoamericanos en Estados Unidos no se debe a que este país se haya convertido en un destino menos atractivo. De hecho, el número de todos los estudiantes extranjeros en Estados Unidos aumentó 3 por ciento este año.
Es posible, en cambio, que haya una disminución en el flujo de estudiantes latinoamericanos a todos los países del mundo. Según “The Global Education Digest 2009” publicado por la UNESCO, mientras más de 3 por ciento de los estudiantes universitarios surcoreanos, y alrededor de 2 por ciento de los estudiantes universitarios chinos y vietnamitas están realizando estudios en el exterior, tan sólo uno por ciento de los universitarios mexicanos, el 0.4 por ciento de los estudiantes brasileños y el 0.4 por ciento de los estudiantes argentinos estudian en el exterior.
Muchos países latinoamericanos tienen miedo que ayudar a los graduados a doctorarse en el extranjero pueda producir una “fuga de cerebros”. Pero, tal como lo pude apreciar en mis recientes viajes a China, India y Singapur, los estudios en el exterior producen más bien una “circulación de cerebros” que a la larga ayuda a los países emisores. Los estudiantes asiáticos que se doctoran en las mejores universidades extranjeras no sólo están más integrados a la economía global, sino que a la larga se convierten en grandes inversores, profesores visitantes o co-patrocinadores de proyectos científicos en sus países de origen.
Gran parte del salto tecnológico que han dado China, India y otros países asiáticos en los últimos años ha sido consecuencia de esta “circulación de cerebros”. Pero muchos funcionarios de algunos países latinoamericanos todavía no se han dado cuenta de ello.
Anuncios

>Las costas de Oaxaca 2.0

>

Puerto Angel, Oaxaca, Ir a las playas paradisiacas del estado de Oaxaca es como un viaje a los paisajes que sale en las películas. Rodeado de exuberante vegetación y montañas es sin lugar a dudas un bello escenario natural.
Sin embargo, también son lugares con una alta marginación y pobreza. Que parece ser el atractivo para el “Turismo mochilero” principalmente extranjero, que salvo Bahias de Huatulco es el mayor sustento de las comunidades
Acompañado de la pobreza y de la bellezas montañas llega el aislamiento y la falta de comunicación, cuando una compañía de telefonía celular te dice en su publicidad que cubre el 95 por ciento del territorio nacional, en el otro 5 por ciento cae una parte de las costas Oaxaqueñas y, supongo, los lugares más remotos del desierto y selva mexicana.
A mes y medio de tener la oportunidad de impartir clases en la universidad del mar campus Puerto Angel.
Fui a visitar uno de los lugares turísticos que promocionan, en el anuncian que cuentan con red inalámbrica, pero mi laptop y mi recién comprado iPad no registraron ni una barrita; ese símbolo tecnológico mínimo de que estás conectado al mundo.
Luego me enteraría que el sistema llevaba dos semanas descompuesto y nadie se había quejado. Claramente vi que vivía a un ritmo distinto.
Estaba aislado y no podía hacer nada al respecto, en ese momento
Esa tarde no pude mandar tweet o mails a mi novia y mucho menos hablarle por teléfono. Mi explicación, un día después, fue incomprensible para ella.
Me di cuenta que mi mundo, desde que me levanta hasta que me duermo, está plagado de textos, tweets, e-mails, consultar periódicos y escuchar podcast a través de la internet. Para estos momentos me es casi imposible entender que su como crecí y como crecerán mis papas en un mundo sin computadoras, sin celulares, sin control remoto y con un viejo televisor de blanco y negro con 3 canales que sólo se podían empezar a ver a media tarde.
Lo curioso es que, aunque existen la políticas y arreglos para comunicar a todo el país la parte de la costa Oaxaqueña parece estar atrasada 40 años en la era de comunicaciones, servicios y productos.
Por eso me sentí tan perdido en aquel lugar.
Las primeras horas fueron las más difíciles. Estaba en total negación. “¿Cómo es posible que esto no funcione?”, pensaba mientras veía incrédulo mi iPhone, mac e iPad. Y me resistí a apagarlos esperando una especie de milagro digital que nunca llegó. La ansiedad de no poderme comunicar con nadie empezó a disminuir gradualmente, pero no me quedó la menor duda de que se trataba de una verdadera adicción al celular y a la internet. Tecnoadicciones.
Luego, sentado y escuchando la platica amena de mis nuevos amigos de trabajo, no tuve más remedio que aceptar la situación y resignarme. El contraste no podía ser mayor: como los turistas que van el fin de semana o
Por mucho una semana, hablan maravillas del lugar, sin embargo las personas que viven y realizan su vida por estos rumbos no se tiene la misma percepción.
Al final, tenía dos opciones. Reconocer mi tecno-ansiedad, respirar profundo y disfrutar de un día desconectado o irme a mi casa. Me fui.
Desaproveché una oportunidad de descansar, de desconectarme y de ver el mundo de otra manera. Pero ni siquiera pude esperar a llegar a la casa y en la gasolinera cheque mis mensajes. En el transcurso del camino, en el auto, mi iPhone regresó a la vida y rápidamente se llenó de tweets y correos.
Ya no me sentía solo. De pronto, la ansiedad desapareció. Pero nada era urgente. La mayor parte de las cosas que recibí era pura basura.
Todo podía esperar. Por eso me llevé de ese lugar esa incómoda sensación de que la nueva tecnología, lejos de liberarme, me había convertido en un esclavo más.
Blog escrito por blogpress para iPhone

>Cumbre climática mundial de alcaldes

>En estos momentos se está llevando a cabo la Cumbre climática mundial de alcaldes, siguela en lalocom


o en http://www.comunicasion.com/on/

>Julia Carabias reflexión de los recursos naturales postrevolucion

>Julia Carabias / 100 años de deterioro
13/11/2010
El siglo XX será recordado en la historia de México como el de mayor impacto sobre el patrimonio natural nacional. Las políticas de desarrollo asumieron que los recursos naturales eran ilimitadamente renovables, y al paso de los años la naturaleza se fue destruyendo en nombre de un desarrollo que tampoco llegó.

Al inicio del siglo XX habitaban en México un poco más de 9 millones de personas, en su mayoría campesinos sin tierra que subsistían como peones acasillados en las haciendas propiedad de una pequeña elite económica.

La Constitución de 1857 definía el sistema patrimonial de la propiedad como una prerrogativa individual. Los recursos naturales, cualesquiera que estos fueran, eran propiedad del dueño de la tierra. Este régimen de propiedad finalizó con la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917. El artículo 27 constitucional confiere a la nación la propiedad originaria de las tierras y aguas nacionales y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares constituyendo la propiedad privada. Los tipos de tenencia de la tierra que se reconocen a partir de entonces son la ejidal, la comunal, la pequeña propiedad y la propiedad de la nación. Además, la Constitución define que la nación tiene el derecho de imponer a la propiedad privada las “modalidades que dicte el interés público, así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa de la riqueza pública, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana…”.

La Constitución deja clara la dimensión de justicia social, desarrollo económico y conservación de la naturaleza. Sin embargo, la forma en que estos preceptos fueron concretándose a lo largo de los años en las leyes reglamentarias, en su aplicación y observancia y en los programas gubernamentales, indujo en el país un resultado muy distante al previsto en la Carta Magna.

Un primer proceso tiene que ver con la reforma agraria. Desde la promulgación de la Constitución y hasta 1940 se repartieron 30 millones 400 mil hectáreas dotadas a un millón 570 mil beneficiados. Sin restar, en lo más mínimo, la importancia que tuvo el reparto agrario como respuesta al reclamo de justicia social, el problema fue que la mayoría de estas tierras repartidas era de aptitud forestal, ya que para la repartición no se tomaron en cuenta las mejores tierras agropecuarias que estaban bajo la propiedad privada de los productores agropecuarios exportadores. Este hecho pudo no haber sido tan grave en sus resultados de no haber sido por, al menos, dos factores. Uno fue el caso de la Ley de Tierras Ociosas, promulgada en 1920 (derogada en 1981), en la que se estipulaba que la condición de ejidatario podía perderse por resolución administrativa si no se trabajaba directamente la parcela durante dos años. El otro fue que las políticas de fomento productivo en el campo se limitaron a las actividades agropecuarias, sin considerar las opciones forestales. La combinación de estas dos políticas llevó a que una gran parte de esta tierra repartida, de vocación forestal, fuera talada para cultivos agrícolas y potreros ganaderos.

Fue así como la visión original sobre la protección del patrimonio natural nacional establecido en la Constitución fue paulatinamente desviándose. Se perdió la oportunidad de dejar a los ecosistemas más importantes desde la perspectiva biológica y ecológica bajo un régimen de propiedad nacional. En el nuevo arreglo de tenencia de la tierra, las posibilidades de mantener los ecosistemas de interés público conservados se redujeron a la expropiación o a las modalidades que, mediante las leyes reglamentarias, se pueden imponer a la propiedad privada; ambos procesos muy complejos y conflictivos. Además, las modalidades en materia ambiental no se definieron sino hasta 1988, con la promulgación de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

El resultado de estos procesos, que duraron más de siete décadas, fue que la mitad de los bosques y de las selvas del país se eliminaron; dos terceras partes de las zonas áridas y semiáridas están intervenidas y alteradas por el ganado vacuno; y la conservación de los ecosistemas naturales está confrontada con los dueños de la tierra.

No fue sino hasta el último quinquenio del siglo XX cuando empezaron a consolidarse políticas más integrales entre el sector ambiental y el productivo, con nuevos arreglos institucionales, programas e instrumentos, cuyo propósito es hacer compatible la conservación de los recursos naturales con su utilización. Sin embargo, la propiedad de la tierra y su relación con la conservación y el uso de los recursos naturales, uno de los asuntos históricamente más álgidos en el país, es aún un tema pendiente de analizar a fondo para resolver las múltiples controversias que existen en su alrededor.

© Derechos Reservados 2010 C.I.C.S.A. de C. V.

>Registro Climático de Ciudades Carbonn

>

El Registro Climático de las Ciudades Carbonn será lanzado el 21 de Noviembre del 2010 en la Ciudad de México en la Cumbre Climática Mundial de Alcaldes (WMSC / CCLIMA).

Bajo el auspicio del Consejo Mundial de Alcaldes sobre Cambio Climático, El Registro Climático de las Ciudades carbonn está apoyado por ICLEI- Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y la Ciudad de México y operado por el Centro de Bonn para el Reporte de Acciones Climáticas Locales- carbonn.

El Registro Climático de las Ciudades carbonn es un mecanismo para las ciudades y gobiernos locales que asegura transparencia y rendición de cuentas de acciones climáticas a través de un compromiso de reporte continuo.

Al estar incluidas en El Registro Climático de las Ciudades carbonn, las ciudades demuestran liderazgo en transparencia y rendición de cuentas de acciones locales por el clima y estarán mejor preparadas para la verificación de sus compromisos, desempeño y acciones, las cuales deberán de facilitar el acceso directo a fondos climáticos globales.

El Registro Climático de las Ciudades carbonn aspira a ser la respuesta global de ciudades y gobiernos locales a acciones climáticas reportables y verificables que al mismo tiempo están siendo discutidas por el CMNUCC.

Al firmar El Pacto Climático Global de Ciudades “Pacto de la Ciudad de México”, los firmantes acuerdan registrar sus acciones climáticas en El Registro Climático de las Ciudades çarbonn entregar su documentación oficial como parte de un sistema de reporte regular de sus compromisos de reducción de gases de efecto invernadero, del desempeño de sus emisiones de gases de efecto invernadero y su portafolio de acciones de mitigación y adaptación a través de la infraestructura en línea de carbonn.

El Registro Climático de las Ciudades carbonn tiene dos secciones:

La sección número 1 es para ciudades que desean implementar medidas de adaptación y mitigación ante el cambio climático y que, al firmar El Pacto Climático Global de Ciudades “Pacto de la Ciudad de México”, se comprometan a tomar los primeros pasos como preparar su inventario de emisiones, designar e implementar un Plan de Acción Climática y adoptar legislación local que favorezca a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, entre otras medidas.

La sección número 2 es para esas ciudades que ya tienen acciones climáticas implementadas y quieren que estas sean cuantificables, reportables y verificables. (CRV)

Los firmantes del El Pacto Climático Global de Ciudades “Pacto de la Ciudad de México” tendrán que registrar sus datos climáticos (ej. compromisos, desempeño y acciones) en El Registro Climático de las Ciudades carbonn dentro del periodo de 8 meses tras la fecha de firma del Pacto.

Las ciudades incluidas en El Pacto Climático Global de Ciudades “Pacto de la Ciudad de México” también serán calificados a través de un Índice Climático de Ciudades carbonn basado en sus compromisos, desempeño y acciones.

La información remitida al El Registro Climático de las Ciudades carbón, será manejada con confidencialidad, mientras que el resultado de los datos será transparente y estará en línea.

Esta idea parece ser buena en relación a la evaluación de medidas concretas dirigidas a la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero, veremos el 21 de este mes, cuáles son las ciudades firmantes del pacto y sobre todo la eficiencia en el logro de su objetivo final.

>Yahoo! construye dos nuevos edificios en Suiza

>

La compañía de Internet anunció la construcción de dos nuevos edificios en el cantón de Vaud, Suiza.

La nueva sede central en Rolle albergará a más de 100 empleados y está aproximadamente a 2 kilómetros del actual edificio de Yahoo! en la localidad, sede central de la compañía para Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

Yahoo! recuperará las instalaciones de una antigua planta de embalaje para crear un nuevo centro, ecológico y con la última tecnología y un centro neurálgico que será el motor de los productos y servicios de Yahoo! en Europa.

El nuevo centro de datos, ubicado en la localidad de Avenches, se convertirá en uno de los edificios más ecológicos y eficientes del mundo, tanto a nivel energético como de ahorro de costes, asegura el gigante de Internet.

Jerry Yang, co-fundador y ‘chief’ Yahoo, señaló: “estamos encantados de dar a conocer el centro de datos de Avenches, que creemos que es único en el mundo, además de eficiente, y tener un papel activo en la comunidad”, además de explicar que “el nuevo centro de datos permite a Yahoo! ofrecer sus productos y servicios más usados en Europa y en otras zonas”.

Al parecer, será un 40% más eficiente en la refrigeración que la mayoría de los centros de datos diseñados recientemente y más de un 70% que los tradicionales.

La energía que se ahorra con este nuevo diseño es equivalente a unas 30.000 familias usando una fondue eléctrica diariamente durante un año.

El centro de datos será el motor de productos y servicios como la portada de Yahoo!, Yahoo! Tendencias, Yahoo! Deportes, Yahoo! Noticias y Yahoo! Finanzas.

Yahoo! no usará los tradicionales sistemas de aire acondicionado para refrigerar los racks de datos, como en la mayoría de centros. Yahoo! utilizará un diseño exclusivo que obtiene aire frío del exterior, para eliminar el calor que genere el centro de datos, introduciendo aire frío y desalojando el caliente.

Fuente: Iván Turmo, swissinfo.ch, oct/2010

>Cool it

>

El autoproclamado “ambientalista escéptico”, Bjorn Lomborg indica que existe demasiado pánico entorno al cambio climático. En su nuevo documental, “Cool It,” Lomborg ofrece alternativas para proteger el ambiente sin necesidad de exagerar, ni gastar excesivamente.

“El cambio climático es real, pero no es el final alarmante de todas las cosas que se ha hecho creer a través del documental de Al Gore” dijo Lomborg a la CBN News. “Y de alguna manera eso es crucial, porque ese miedo disminuye la calidad de vida. “Me refiero a que, hablando con niños, ellos creen que morirán debido al cambio climático actual.”

El documental expone que los gobiernos se comprometen a gastar trillones de dolares en programas que contribuyen poco a la solución. Por ejemplo, países de la Unión Europea argumentan que, para lo que resta del siglo, gastarán $250 billones al año en el control del clima.

“El efecto neto será reducir la temperatura en 0.1 grados Farenheit para finales del siglo. Así que, esencialmente, ya gastamos $250 billones en hacer nada bueno”, explicó Lomborg. “Nuestro argumento es, ¿Porqué no gastar ese dinero en algo mucho mejor?'”. “Cool It” sugiere que en lugar de eso, se deberían gastar $100 billion al año en programas intensivos para desarrollar formas alternativas de energía rápida.

Lomborg señala que incluso si no se cree en el cambio climático, uno debería desear un mundo libre de combustibles fósiles. “Los combustibles fósiles contaminan, causan problemas de seguridad y, fundamentalmente, existen muchas cosas que serían mejores si simplemente produjeramos energía desde nuestras azoteas o en nuestros propios patios”, dijo. “O podríamos cultivar nuestro propio campo de combustible en el mar, con algas, por ejemplo.”

“Cool It” será lanzado en los Estados Unidos y Canadá el 12 de noviembre. Aquí les dejamos una probadita del documental y de la entrevista de la CBN a Lomborg y al productor de Cool it.

http://downloads.cbn.com/cbnnewsplayer/cbnplayer.swf?aid=19133